3 datos curiosos sobre la negociación colectiva de un contrato laboral

Después de que los empleados eligen un sindicato como representante de la negociación, el empleador y el sindicato deben reunirse en momentos razonables para negociar de buena fe sobre los salarios, las horas, el tiempo de vacaciones, el seguro, las prácticas de seguridad y otros temas obligatorios. Algunas decisiones gerenciales como la subcontratación, la reubicación y otros cambios operativos pueden no ser temas obligatorios de la negociación, pero el empleador debe negociar sobre los efectos de la decisión en los empleados de la unidad.

Recuerda que pedir tu finiquito es un derecho laboral importantísimo, conoce estos pasos para calcular finiquito!

Esfuerzos de negociación colectiva

Es una práctica laboral injusta que cualquiera de las partes se niegue a negociar colectivamente con la otra, pero las partes no están obligadas a llegar a un acuerdo ni a hacer concesiones.

Si después de suficientes esfuerzos de buena fe no se puede llegar a un acuerdo, el empleador puede declarar el impasse, y luego aplicar la última oferta presentada al sindicato. Sin embargo, el sindicato puede no estar de acuerdo en que se ha llegado a un verdadero impasse y presentar una acusación de práctica laboral desleal por no haber negociado de buena fe. La NLRB determinará si se ha llegado a un verdadero impasse basándose en la historia de las negociaciones y los entendimientos de ambas partes.

Mesa de negociaciones

Si la Agencia encuentra que no se ha llegado a un punto muerto, se pedirá al empleador que vuelva a la mesa de negociaciones. En un caso extremo, la NLRB puede solicitar una orden de un tribunal federal para obligar al empleador a negociar. Las obligaciones de las partes no terminan cuando el contrato expira. Deben negociar de buena fe un contrato sucesor o la terminación del acuerdo, mientras que los términos del contrato expirado continúen.

Una parte que desee poner fin al contrato debe notificar a la otra parte por escrito 60 días antes de la fecha de vencimiento, o 60 días antes de la terminación propuesta. La parte debe ofrecerse a reunirse y conferir con la otra parte y notificar al Servicio Federal de Mediación y Conciliación la existencia de una controversia si no se ha llegado a un acuerdo para ese momento.

¿Cómo se determina la negociación de “buena fe”?

Hay cientos, quizás miles de casos de negociación que tratan el tema del deber de negociar de buena fe. Para determinar si una parte está negociando de buena fe, la Junta considerará la totalidad de las circunstancias. El deber de negociar de buena fe es una obligación de participar activamente en las deliberaciones para indicar la intención actual de encontrar una base para el acuerdo. Esto implica tanto una mente abierta y un deseo sincero de llegar a un acuerdo como un esfuerzo sincero por alcanzar un terreno común.

El requisito adicional de negociar de “buena fe” se incorporó para asegurar que una parte no se presentara a la mesa de negociaciones y se limitara a pasar por las mociones. Hay criterios objetivos que la negociación revisará para determinar si las partes están cumpliendo su obligación de negociar de buena fe, como por ejemplo si la parte está dispuesta a reunirse en momentos e intervalos razonables y si la parte está representada por alguien que tiene autoridad para tomar decisiones en la mesa.

La conducta fuera de la mesa de negociaciones también puede ser pertinente. Por ejemplo, si un empleador hiciera un cambio unilateral en los términos y condiciones de empleo de los empleados sin negociar, eso sería un indicio de mala fe.

Related Posts

Add Comment