¿Merece la pena comprar un Motor de Coche de Segunda Mano?

Una de las peores noticias que se puede recibir del mecánico, es que el motor se daño. Por consecuencia, de la falta de mantenimiento o sobrecalentamiento. Siendo su reparación o sustitución muy costosa, por eso una alternativa son los motores usados o construidos. Pero, ¿merece la pena comprar un motor de coche de segunda mano para reponerlo? Conoce todo sobre el estado del motor aquí!

El precio, un aspecto clave al comprar un motor de segunda mano

En un vehículo la parte más costosa es el motor. Por eso, adquirirlo de segunda mano, puede ser una alternativa, ya que algunos duran largo tiempo. Pues, son productos de accidentes de tránsito donde la carrocería sufrió grandes daños, pero el motor quedo intacto.

De igual forma, hay compañía que se dedican a la construcción de motores, los cuales son sometidos a varias pruebas para verificar su pleno funcionamiento. Los cuales son muchos más económicos que cualquier motor nuevo y durar varios años.

Compatibilidad de motores

Al momento de comprar un motor de coche de segunda mano, es necesario tener presente la compatibilidad. Pues, en el mercado existen una gran variedad de modelos. Además, hay coche que tienen unos motores que se dañan con frecuencia, por lo tanto su demanda es mucho mayor. Siendo un poco complicado conseguir uno de segunda mano

En este sentido, si no consigue el motor exacto para su vehículo puede adquirir uno que sea compatible. Para eso, puede pedir la asesoría de un profesional, ya que del mismo modelo hay una gran variedad y no todos son compatibles son su carro.

¿Cómo saber que el motor que compramos está en buen estado?

Comprar un motor de coche de segunda mano es una decisión que se debe tomar con cautela. A continuación se presentará algunas pautas que se deben tener presente para adquirirlo en plenas condiciones y con garantía.

Fijarse en el aceite

El aceite es uno de los primeros indicios de que el motor funciona correctamente. En este caso, al observar lodo o un color gris en la varilla del aceite es porque el motor tiene una fuga.

Además, puede preguntar el tipo de aceite que usa. Pues, si requiere una viscosidad muy alta es porque el motor presenta algún escape, que la intenta resolver incorporando un aceite más viscoso.

Verificar el estado de las bujías

Al observar el estado de las bujías podrá corroborar la forma cómo se está controlando el aceite. Pues, las bujías no pueden estar manchadas de aceite, ya que esto representa que el motor está en mal estado.

Realizar una prueba de compresión

Al realizar una prueba de compresión podrá tener una idea de cómo está el motor. La cual es realizada por los vendedores de motores de segunda mano porque cuentan con un compresor especial para ello. Así, le darán un diagnóstico más acertado.

Finalmente, si merece la pena comprar un motor de coche de segunda mano. Siempre que compruebe su óptimo funcionamiento. Lo mejor es adquirirlo en una empresa que se dedique a la reconstrucción de motores, ya que le darán garantía y seguridad de su buen estado. Además, sigua los consejos acá presentado.

Add Comment