Periimplantitis: Etiología, Factores de riesgo y Tratamiento

Desde luego, sabemos que existen muchas enfermedades dentales que pueden llegar a comprometer nuestro bienestar dependiendo del caso que se presente. En este contexto, nos encontramos con la enfermedad de periimplantitis. Básicamente, este término sirve para hacer referencia a una inflamación que tiene que ver con los tejidos que se encargarían de bordear un implante. ¡Es muy importante conocer todo sobre la periimplantitis y evitar riesgos en tu salud bucal!

Es importante destacar que la periimplantitis es una enfermedad que ha ido ganando bastante terreno y por ello es que ahora es más común de lo que nos imaginamos. 

Etilogía y  factores de riesgo

Hay que tener en cuenta que se ha tenido que hacer una consulta bastante extensa con la finalidad de determinar cuál es la etilogía de la periimplantitis y los factores de riesgo que esta puede generar. En este sentido, se dice que puede provenir de una microbiología bacteriana o de una sobrecarga oclusal.

Microbiología bacteriana

Cuando se habla de la microbiología bacteriana, apreciamos que hay una extensa flora bacteriana que se sitúa en la cavidad oral, siempre antes de que se hace el implante.

Sobrecarga oclusal

En el caso de una sobrecarga oclusal, se precisa que por muchas razones, la masticación puede llegar a generar grandes problemas en el hueso periimplantario. Esto genera que no hay un buen desarrollo entre el hueso y el implante y esto a su vez da lugar a que comiencen a aparecer las molestias que por muchas razones pueden llevarnos de nuevo al médico. 

Factores de riesgo

Hay un conjunto de factores de riesgo que nos pueden llevar a una periimplantitis, algunos son:

  • Consumo de tabaco de una manera constante.
  • El estado en el que se encuentren los huesos.
  • La higiene que se le ha dado a nuestros dientes. 
  • Una contaminación con bacterias que se pudo generar durante algún proceso.
  • Tratamientos que generan una sobrecarga

Clínica de la Periimplantitis

Se pueden apreciar algunas complicaciones como, por ejemplo, la muestra de cálculos y una especie de placa que llega a ser bacteriana. También se puede conseguir cierto enrojecimiento de la zona que está afectada. Hay casos que se pueden complicar un poco más hasta el punto en el que se genera un sangrado. 

Dentro de la clínica de la periimplantitis, hay que tener en cuenta que aunque el dolor no nos acompañe siempre, hay momentos puntuales en los que puede aparecer y convertirse en un verdadero problema.

Tratamiento

Hay que entender que el tratamiento para la periimplantitis dependerá del estado del caso que estamos viendo. En este contexto, se podría usar:

  • Apuesta por métodos que sean manuales.
  • Uso de las copas de gomas para una mejor protección.
  • Uso del sistema de aire y polvo.
  • El digluconato de clorhexidina
  • Ácido cítrico al 40%.
  • Entre otros. 

Conclusiones

Básicamente, se puede decir que la periimplantitis no es una enfermedad del todo grave, pero sí es necesario que se pueda ver con un especialista a tiempo, ya que no se sabe qué tan fuertes pueden ser las consecuencias que todo esto pueda llegar a generar. 

Related Posts

Add Comment